Mientras beben algo, túrnense para hablar cómo sus tazas son iguales y diferentes. ¿Es una más grande? ¿Más pequeña? ¿Tienen asas? ¿De qué colores son? ¿Qué hay en tu taza? ¿El líquido está tibio o frío?

Vea lo que aprende su hijo

Explorar una taza puede sonar tonto, pero cuando exploras y hablas sobre las cosas cotidianas que te rodean una y otra vez, apoyas la curiosidad de tu niño la cual va a necesitar para aprender durante toda su vida. Para él, lo ordinario es extraordinario.

Comparta este actividad


Guías según la edad

3 Años

¡Cuando pasa tiempo con su hijo, lo ayuda a que su memoria c...

2 Años

¡Su hijo avanza y se desarrolla rápidamente! En estos moment...

Más actividades como este